ORIGEN DE LA RAZA

Procesos de formación de la raza Merino

Tarea ardua y difícil es tratar de reconstruir las líneas de enlace entre las especies domésticas vivientes y los fósiles. La mayoría de los autores concuerdan al asignar a varias formas ovinas salvajes su intervención en la constitución de las razas domésticas de ovejas: el Muflón (Ovis Musimon), el Urial (Ovis Vignei) y el Argali (Ovis Ammon).

Ovis Aries Vignei, clasificada como oveja de las estepas u oveja del Caspio. Se cree que fue la aborigen de una serie importante de razas lanares. Los zootecnistas españoles (Aparicio Sánchez, Díaz Montilla y Sánchez Belda, entre otros) coinciden en señalar a este primitivo tronco ovino como originario de varios grupos de ovejas: unas, de cola larga y vellón apretado, de filamentos sin médula, cortos y finos (entre los que figuraría el merino); y otras, de cola gruesa.
Según el zootecnista Aparicio Sánchez, desde el período prehistórico existieron en España dos agrupaciones ovinas fundamentales: una, difundida por la parte superior del litoral mediterráneo, el Ovis Aries Studery, del que después se formaría el Ovis Aries Ibérica o raza de los Pirineos, y que habría legado como representantes más modernos a las poblaciones Churra y Lacha. La otra agrupación estaría representada por los descendientes del Ovis Aries Vignei, que poblaron la zona meridional, occidental y central de la península ibérica, y se extendieron también por Turquía, Grecia, Italia y la zona africana ribereña del Mediterráneo.
Este Ovis Aries Vignei, del cual desciende la raza Merino luego de un complejo proceso, se genera en Asia Menor y culmina en la península ibérica. Su desarrollo es desconocido en gran medida, tanto en el tiempo como en el espacio. Es en esta etapa durante la cual las generaciones de ovinos que se sucedieron en el dilatado período de migraciones e influjos geográficos, ecológicos y culturales fueron modelando su morfología y fisiología a través de mutaciones que propiciaron la conformación de una población de ovejas en la Iberia prerromana, y que constituyó el soporte de la que posteriormente sería la raza Merino.

(extraído del libro “La Raza Merino en la Argentina”)